Inicio

¿QUÉ ES EL TANTRA?

Cuando se habla de Tantra, casi todo el mundo lo asocia a la sexualidad, a técnicas mentales y corporales dirigidas a retardar la eyaculación y prolongar la relación sexual, pero el tantrismo es más que eso, es toda una filosofía de vida.

En casi todas las ideologías sexo y reflexión han sido términos contrarios, pero no para el Tantra que usa la energía sexual, la más poderosa de todas, para expandir la conciencia. Puesto que estamos en el mundo y disponemos de un cuerpo, ¿por qué no llegar a la verdad y al conocimiento utilizándolo, en vez de negándolo? Los tántricos creen que la sexualidad nos hace más conscientes, creativos, relajados y dispuestos a recuperar esa cualidad, ya casi en extinción, que es la alegría de vivir.
 

¿POR QUÉ RECIBIR UN MASAJE TÁNTRICO?

Cualquier tipo de masaje es en sí una práctica sanadora, relajante, terapéutica y que despierta nuestros sentidos. En India las madres dan masajes a sus bebés, lo que les ayuda a crecer, a sentirse queridos, a confiar en los demás y a tener más consciencia corporal. Pero en el mundo occidental este placer ha estado solo reservado a las clases más altas.

El masaje tántrico suma a estas cualidades la sensualidad, ya que su propósito es despertar y trabajar la energía sexual, la libido, que es el principio de la vida. Es un masaje distinto y excitante.

Si hay problemas sexuales. Muchos sexólogos lo recomiendan en sus consultas para ayudar a combatir la falta de deseo, la caducidad de la pasión y la rutina en la pareja, la anorgasmia, vaginismo, eyaculación precoz o retardada, aceptación del propio cuerpo o problemas de erección.
Durante el masaje, la persona que lo recibe se abandona a sus propias sensaciones, sin el estrés añadido de satisfacer al otro, lo que lo coloca en una posición ventajosa y abierta para experimentar, jugar y disfrutar, ya que no hay reglas ni metas que alcanzar. 

Si hay estrés. Curar la mente a través del cuerpo es una de las corrientes de los últimos tiempos. La sexualidad posee un gran poder desestresante y se ha comprobado que la actividad erótica reduce la ansiedad, es antidepresiva, genera endorfinas y calma la mente.

Si se quiere mejorar y trabajar la sexualidad. Aunque uno goce de una vida sexual satisfactoria, la sexualidad es una dimensión en la que todavía queda mucho por explorar. Cada amante es un mundo, cada cuerpo una geografía y cada encuentro una nueva oportunidad para profundizar en nuestras zonas erógenas, capacidades eróticas y naturaleza del deseo y el placer. El masaje tántrico es una poderosa herramienta para este tipo de aventureros por la descentralización, ya que en un masaje se trata todo el cuerpo y no solo las zonas genitales, con lo que se contribuye a la desgenitalización de la anatomía y a repartir el erotismo de la cabeza a los pies. 

¿CUÁNDO RECIBIRLO?

Cualquier momento es bueno para abandonar la mente y centrarse en los sentidos.

Días antes de una cita romántica. Para aumentar el deseo.
Un masaje en pareja. Para festejar un aniversario o día especial.
Como regalo a tu pareja. En prueba de tu amor y confianza.
Despedida de soltero/a. Para preparar cuerpo, mente y libido para la noche de bodas.
Despedida de casado/a. Para empezar una nueva etapa de tu vida sexual.
Despertar a la sensualidad. Tras un periodo sin sexo y para ir abriendo boca.
Como banco de pruebas. Para probar nuevas sensaciones sin el estrés de satisfacer al otro.
Porque tu lo vales. Y porque la sensualidad empieza por uno mismo. 

Regálate un tiempo de placer, erotismo y bienestar combinando técnicas de relajación y sensualidad, finalizando con una estimulación genital muy sensitiva (masaje lingam o yoni).

CONTACTO:  +(34) 611 489 577